El efecto de la frecuencia de las palabras en el aprendizaje de vocabulario en una segunda lengua

Aprender una segunda lengua es difícil. La manera más efectiva de ayudar a los estudiantes de idiomas a enfrentarse a un texto desconocido es identificar primero el nivel de dificultad de las palabras.

Se ha demostrado que ciertos factores, como la longitud de las palabras, el número de sílabas y la cantidad de grupos consonánticos, contribuyen a la dificultad de las palabras cuando una persona está aprendiendo su primera lengua. La frecuencia de las palabras, que estima cuántas veces es probable que un estudiante haya escuchado o visto una palabra en particular, es una cuarta variable que también influye durante la adquisición de la primera lengua.

Para ver si estos factores también afectan el aprendizaje de vocabulario en una segunda lengua e identificar cuál influye más en la dificultad de las palabras, realizamos un estudio con la ayuda de los estudiantes de Voxy.

En nuestro experimento, llegamos a la conclusión de que la variable que más contribuye a la dificultad de las palabras para los estudiantes de una segunda lengua es la frecuencia de las palabras. Cuanto más frecuente es una palabra en inglés, más probable es que los usuarios de Voxy la conozcan. También descubrimos que la longitud de las palabras, el número de sílabas y la cantidad de grupos consonánticos no tienen correlación con la dificultad de las palabras en aquellas que tienen el mismo nivel de frecuencia. Estos hallazgos nos ayudarán a perfeccionar la manera en que Voxy utiliza los modelos computacionales para determinar la dificultad de las palabras en nuestra plataforma y contribuirán a futuras investigaciones.

Para más información, descarga el informe de la investigación.